¿Quiénes somos?

Ser testigos de Jesús para el mundo, buscando unir personas de distintas procedencias, trasfondos y ocupaciones con el objetivo de compartir y anunciar el amor de Dios a esta generación.

Un movimiento de nueva evangelización, que nace en la Diócesis de San Sebastián (más info), para compartir la Palabra y formar discípulos misioneros al servicio de la Iglesia, por medio de espacios de acogida y acompañamiento en comunidad.

Queremos ayudarnos unos a otros a dedicar tiempo para dar testimonio de Jesucristo y dar a conocer los valores del Reino de Dios, expresando así de forma práctica y palpable el amor cristiano que nos hace salir de nosotros mismos para dar gratis lo que también nosotros hemos recibido gratis.

“Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo que va a venir sobre vosotros y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaría y hasta el confín de la tierra.” (Hechos 1:8)

Ser testigo significa ser una “persona que presencia o adquiere directo y verdadero conocimiento de algo”, según la Real Academia Española. Testigo de Jesús es todo aquel que ha tenido un encuentro personal con la Palabra de Dios, el Verbo encarnado y vivo (Juan 1:14) que ha entregado su vida por amor para que nosotros tengamos vida en plenitud (Juan 10:10; 17:3).

Un testigo de Jesús siempre vive recordando las palabras del Señor, que dijo: “Hay mayor alegría en dar que en recibir” (Hechos 20:35). Por este motivo, es impensable que allí donde se encuentre un verdadero y auténtico testigo no haya un evangelizador que ya no puede menos de contar lo que ha visto y oído (Hechos 4:20; 1 Juan 1:3).

El encuentro con Cristo, que cambia y transforma toda nuestra vida, siempre genera discípulos misioneros en comunidad. (Evangelii gaudium)

.