Utiliza tus talentos (11/2016)

“Sucede también con el Reino de los cielos lo que con aquel hombre que, al ausentarse, llamó a sus criados y les encomendó su hacienda. A uno le dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada uno según su capacidad; y se ausentó. El que había recibido cinco talentos fue a negociar en seguida con ellos, y ganó otros cinco. Asimismo el que tenía dos ganó otros dos. Pero el que había recibido uno solo, fue, hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.” (Mateo 25:14-18)

¿Qué hacemos nosotros con todo lo que Dios nos da? El papa Francisco dice: “¡No enterréis los talentos! Apostad por ideales grandes que ensanchan el corazón. La vida no se nos da para que la conservemos, sino para que la donemos.”

No vivamos una vida de reacción como cristianos “enjaulados” (parábola de los monos enjaulados) que prefieren vivir una vida de color gris, en una jaula de seguridad y comodidad, jaula de rutina, encerrados en sí mismos, “autorreferenciados”, antes que asumir el riesgo de seguir al Señor en una aventura única. Podemos vivir sin aprovechar los talentos y las oportunidades que tenemos, para hacer que nuestra vida cristiana valga la pena, viviendo con propósito y libres para soñar con algo más y mejor.

¿Qué tal si tratas de descubrir tu “águila interior” (parábola del águila que nunca fue)? ¿Qué tal si utilizas los talentos que Dios te ha dado?

(Reunión: 24 de noviembre de 2016)