5. ¿De qué trata la Biblia?

¿HAY BUENAS NOTICIAS PARA NOSOTROS?

La Biblia es el libro más vendido en el mundo y el más traducido de la historia. Es único en su popularidad, único en su fuerza y único en su valor. Jesús afirmó que no solo de pan vive el hombre, “sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4). El verbo “sale” está escrito en el griego original en presente continuo, y quiere decir que está saliendo continuamente de la boca de Dios porque desea comunicarse con nosotros de manera permanente.

.

Los 73 libros que componen la Sagrada Escritura tienen a Dios como autor, ya que fueron escritos por inspiración del Espíritu Santo a través de hombres elegidos que, actuando como verdaderos autores, pusieron por escrito todo lo que Dios quería. Es por eso que la Biblia enseña la verdad y contiene la Palabra de Dios escrita, aunque la fe cristiana no es una “religión del Libro”, sino de la Palabra de Dios, no una palabra escrita y muda, sino el Verbo encarnado y vivo que es Jesucristo (Juan 1:14).

La Biblia debe ser leída e interpretada con la ayuda del Espíritu Santo y siempre bajo la guía de la enseñanza de la Iglesia (Lucas 10:16 y Efesios 3:10) para no incurrir en errores. Se estima que existen en el mundo unas 45.000 denominaciones “cristianas” que afirman basarse en la Biblia; sin embargo, defienden doctrinas diferentes entre sí e incluso contradictorias que han dado lugar a un sinfín de iglesias y sectas (en el próximo capítulo se trata este asunto).

Mensaje de esperanza46

En la Biblia descubrimos la historia de amor más entrañable entre Dios y toda la toda la humanidad, manifestada en los acontecimientos más extraordinarios; desde los orígenes, en el Génesis, hasta la Revelación plena y definitiva en Jesucristo (Hebreos 1:1-2). Podemos examinar el camino de los principales hechos que sellan el mensaje dado por Dios a la humanidad entera acerca de Él mismo, de la creación, del mal y de la muerte, y, sobre todo, de la salvación que es ofrecida a todos (1 Timoteo 2:4). En la Biblia observamos que Dios ha hablado y se ha revelado, y que sigue hablando para invitarnos a comenzar y a crecer en una relación de amor con Él.

En ella podemos descubrir cuál es el propósito de nuestra vida y la razón de nuestra existencia en este mundo. Los mejores consejos para los problemas más difíciles de la vida se hallan en las Escrituras. A través de los siglos muchas personas han podido confirmar su valor y tú también puedes descubrir lo útil que es la Palabra de Dios para tu propia vida (2 Timoteo 3:16-17). Los principios bíblicos son verdades que sirven de base para saber cómo actuar en diversas situaciones y nos ofrecen una guía segura en el camino de la vida (Isaías 48:17-18). Dios nos ha creado por amor y no podemos olvidar que Él siempre quiere y sabe qué es lo mejor para nosotros en cada momento de nuestra existencia.

.