Pescadores de hombres

La reunión de este día se dedica al estudio bíblico de la Palabra de Dios del domingo III del tiempo ordinario.

La segunda lectura es de la primera carta del apóstol Pablo a los Corintios, capítulo 7, versículos del 29 al 31.

Este es el Evangelio según san Marcos, capítulo 1, versículos 14 al 20:

Después de que Juan fue entregado, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios; decía: «Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios. Convertíos y creed en el Evangelio».

Pasando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés, el hermano de Simón, echando las redes en el mar, pues eran pescadores. Jesús les dijo:

«Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres».

Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. A continuación los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon en pos de él.