La Iglesia (kerygma2017)

La Iglesia: La gran obra del Espíritu Santo

¿Qué es la Iglesia?

Signo e instrumento de Dios en el mundo, continuadora de la misión de Cristo y la gran obra del Espíritu Santo.

En el Nuevo Testamento hay muchas imágenes que describen qué es la Iglesia:

El Pueblo de Dios (1 Pedro 2:9-10)

La palabra Iglesia viene del griego y se traduce como “convocados”, “elegidos”.

Todos los hombres somos “elegidos”. La Iglesia, Pueblo de Dios, la formamos quienes hemos respondido a esa convocatoria y nos hemos bautizado. Si este Pueblo permanece fiel a Dios transforma el mundo.

El Cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:27)

Cada uno de los bautizados es un miembro de ese cuerpo. Jesús es la cabeza y el Espíritu Santo es el alma de la Iglesia.

Si decimos que Cristo es la cabeza de ese cuerpo, estamos diciendo que Cristo con la Iglesia forman el cuerpo total. La Iglesia y Cristo son inseparables.

El Templo del Espíritu Santo (1 Corintios 3:16)

La Biblia nos dice que Dios vive en cada uno de nosotros, somos morada de Dios por el Espíritu Santo (Efesios 2:21-22)

El único edificio del que nos habla el Nuevo Testamento es aquel hecho con “piedras vivas” (1 Pedro 2:5); éste es el verdadero Templo de Dios, el que cada uno de nosotros formamos.

La Familia de Dios (Efesios 2:19) y la Comunidad de los cristianos (Hechos 2:42-47)

Por el bautismo somos hijos de Dios e incorporados en su familia, la Iglesia. Los hijos son hermanos entre sí y forman la comunidad (común unión con Dios y común unidad con los demás).

¿Cómo es la Iglesia?

– Es UNA debido a su origen en un solo Dios y en un solo Señor Jesucristo (Mateo 16:18; 1 Corintios 12:13)

– Es SANTA porque su autor es santo, a pesar de las imperfecciones propias de sus miembros (1 Juan 1:8-10)

– Es CATÓLICA o universal porque en ella se manifiesta la plenitud de Cristo (Efesios 1:22-23), anuncia la totalidad de la fe, lleva y administra la plenitud de los medios de salvación, abarca todos los tiempos y es enviada en misión a todos los pueblos de la tierra (Mateo 28:19)

– Es APOSTÓLICA por su origen, ya que fue edificada sobre la base y el fundamento de los apóstoles (Efesios 2:20); por su enseñanza, que es la misma de los apóstoles (2 Timoteo 1:13-14); y por su estructura apostólica, que hoy se da en los sucesores, los obispos, en comunión con Pedro (Lucas 22:31-32; Juan 21:15-17)

¿Cuál es la misión de la Iglesia?

– Podemos decir que la Iglesia de Jesucristo tiene una misión, pero es más acertado afirmar que la misión que comenzó Jesucristo tiene una Iglesia. Esta es su verdadera identidad y su razón de ser y existir.

A lo largo de toda la historia de la salvación vemos la preocupación de Dios por su pueblo y cómo ha ido eligiendo personas para cumplir misiones concretas (Moisés para liberar a su pueblo de la esclavitud de Egipto, etc.).

En varios pasajes de los Evangelios vemos cómo Jesús siente compasión por los hombres que están como ovejas sin pastor, ahí está la Iglesia, para eso somos convocados, para eso somos elegidos para continuar la misión que comenzó Jesús:

“Id y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos.” (Mateo 28:19-20)

– La Iglesia es un regalo y una gracia, pero también es un compromiso.

Los cristianos no vamos a la Iglesia, nosotros somos Iglesia y nos necesitamos para nuestro propio crecimiento y transformación en Cristo (Filipenses 3:12-15).

No se trata de un extra, sino de algo esencial en la vida del cristiano; donde poder ser acogido y acompañado para crecer y dar fruto, enriquecernos y ayudarnos mutuamente (Mateo 18:19-20).

Jesús, para cumplir su misión, para transmitir su mensaje, no escribió un libro, creó una comunidad.

– Para experimentar la comunidad de manera concreta:

  • El Domingo, el Día del Señor, para celebrar la Eucaristía con toda la Iglesia
  • Reuniones de tamaño medio donde fomentar amistades cristianas sólidas (retiros, formación, música, etc.)
  • Células o grupos pequeños que se reúnen para leer la Biblia, recibir catequesis, orar y compartir como hermanos. “Animaos los unos a los otros día tras día mientras dure este hoy” (Hebreos 3:13)

(Reunión: 23 de marzo de 2017)


Otros textos bíblicos:

  • Hechos 1 y 2
  • Mateo 9:36
  • Hechos 4:32-35
  • Efesios 4:3-6.12
  • 1 Corintios 12:7-13
  • 1 Juan 4:19-5:1
  • Romanos 6:3-5
  • Gálatas 2:6-10; 6:10

Preguntas para el diálogo:

  • ¿Ha cambiado la idea que tenías sobre la Iglesia? ¿Te sientes parte de ella?
  • ¿Crees que es posible ser cristiano en solitario?
  • ¿Sientes que tienes alguna responsabilidad personal al formar parte de la Iglesia?
  • ¿A la luz de lo que hemos visto echas algo de menos en la Iglesia en tu realidad personal?