La Gran Comisión (kerygma2017)

La Gran Comisión: El gran mandamiento de Jesús

Mucha gente piensa que la fe es algo privado, incluso hay muchos creyentes que nunca hablan de su fe. Pero, ¿cómo han conocido el cristianismo y han descubierto la fe? Alguien les habló de alguna manera y en algún momento. Si los primeros cristianos hubieran creído que la fe es algo privado, tú y yo no estaríamos aquí hoy hablando de esto.

¿Por qué debemos hablar de ello?

1. Porque Jesús nos lo pidió

Todos sabemos que existe el primer mandamiento y el mandamiento nuevo. Pero no muchos conocen cuál es el gran mandamiento o gran comisión. Jesús habla de ello en los cuatro Evangelios (Mateo 28:16-20; Marcos 16:15; Lucas 24:47; Juan 17:18; 20:21).

“Jesús les dijo: Se me ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todos los pueblos” (Mateo 28:18-19). Nunca un mandamiento de Jesús había sido introducido con semejante autoridad. Se trata de la gran comisión que nos ha sido encomendada como Iglesia y como cristianos. El verbo IR nos habla de salir de nosotros mismos para llevar la Buena Noticia al mundo entero.

2. Por amor a los demás

El gran mandamiento es la manera más completa de amar a Dios y a los demás. Cuando compartimos con otros el amor de Dios estamos mostrando pasión por Dios y compasión por las almas, debido a que las personas buscan el sentido de la vida y necesitan a Dios, aunque no lo sepan.

3. Porque las buenas noticias vuelan

Una buena noticia que acontece en nuestra vida no la podemos guardar para nosotros, ya que siempre resulta mejor cuando es compartida. Evangelio significa precisamente BUENA NOTICIA y lo natural es contarlo y compartirlo, porque nuestra relación con Jesús nos cambia y es lo mejor que nos ha sucedido (Lucas 6:45).

¿Cómo lo hacemos? ¿Cómo contarlo a los demás?

Puede haber dos peligros similares y opuestos: la falta de tacto y el miedo. Podemos pasar de uno a otro en diferentes momentos, pero ¿cuál es el mejor modo de contarlo a los demás? Todo se reduce al AMOR, por eso lo contamos y así lo contamos. Hay 5 títulos que se desprenden del amor y que comienzan con la letra P:

A. Presencia

Jesús dice que somos la sal y la luz del mundo (Mateo 5:13-16). Podemos transformar la tierra y tener un gran impacto en nuestra sociedad. Sin retirarnos sino saliendo fuera y comprometiéndonos, ya que somos llamados a estar en el mundo sin ser del mundo.

B. Persuasión

El apóstol Pablo busca persuadir a todos (Hechos 17:2-4) porque hay buenas razones para creer (1 Pedro 3:15). Estamos llamados a proponer el Evangelio, nunca a imponer; hay diferencia entre presión y persuasión. Debemos contagiar el amor de Dios.

C. Proclamación

La evangelización consiste en comunicar un mensaje, el centro siempre es Cristo (Juan 1:35-46). El mejor servicio que podemos ofrecer al mundo es proclamar la Buena Noticia y contar nuestra propia historia de conversión.

D. Poder

Hay buenas razones para creer, pero no se llega solo intelectualmente a la gente. Necesitamos el poder del Espíritu Santo (1 Tesalonicenses 1:5). El Evangelio siempre es fuerza de Dios para todo el que cree (Romanos 1:16).

E. Plegaria

Antes de hablar a alguien de Dios, háblale a Dios de ese alguien. Es decisivo orar por las personas e interceder por sus conversiones antes de nada. No podemos rendirnos aunque pueda haber reacciones negativas (Hechos 4:29-31).

Conclusión

El papa Francisco afirma que todos somos evangelizadores en virtud de nuestro Bautismo (Evangelii gaudium 120). No podemos ser consumidores sino colaboradores (2 Corintios 6:1-2) de Aquel que cambió el mundo con la revolución del amor. El mejor calzado para caminar por la vida es el del mensajero que lleva la Buena Noticia (Romanos 10:13-15), porque la fe nace del mensaje que se escucha (Romanos 10:17).

Debemos soñar con una opción misionera capaz de transformarlo todo, con el papa Francisco (Evangelii gaudium 27). Esto nos pone en pie con fuego en el corazón y una fe al rojo vivo, porque es Dios mismo quien lleva a cabo su obra en nosotros y por medio nuestro para el bien de toda la humanidad (Isaías 43:18-19).

(Reunión: 6 de abril de 2017)


Otros textos bíblicos:

  • Mateo 22:37-38
  • Juan 13:34
  • Mateo 28:19
  • Romanos 10:1
  • 1 Timoteo 2:1
  • Hechos 17:6
  • Juan 7:38
  • Ezequiel 47:1-12
  • Apocalipsis 22:1-5

Preguntas para el diálogo:

  • ¿Cómo definirías con tus palabras el gran mandamiento de Jesús?
  • ¿Te sientes impulsado por tu fe a compartir con los demás este gran tesoro?
  • ¿Qué dificultades encuentras o qué te impide vivir como discípulo misionero y agente evangelizador?
  • ¿Estás dispuesto a ser instrumento del Espíritu Santo para llevar el amor de Dios y la Buena Noticia de Jesucristo a las personas?