Compartimos la Palabra de Dios

Compartimos la Palabra de Dios

La Biblia ocupa un lugar central en nuestras reuniones y encuentros, ya que nos ayuda a conocer al Dios que nos ama y nos habla. En sus páginas descubrimos la sabiduría que todos anhelamos para nuestro diario vivir, y las promesas de Dios que siempre nos aportan confianza, paz y esperanza.

“Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz” (Hebreos 4:12), siempre se anima a todos los presentes a seguir la lectura de los pasajes bíblicos en su propia Biblia, con el propósito de conocerla y familiarizarse cada vez más con los textos concretos o bien con los temas tratados.

Leemos y profundizamos en la Biblia porque estamos enamorados de la Palabra, aquella que “se hizo carne y habitó entre nosotros” (Juan 1:14), y porque sabemos que “el desconocimiento de las Escrituras es desconocimiento de Cristo”, según afirmó san Jerónimo, uno de los cuatro doctores originales de la Iglesia latina que tradujo la Biblia al latín en el siglo V d.C.