¿Cómo puedo resistir el mal?

Una sesión que nos invita a pensar en el misterio del mal y en la existencia de Satanás, el gran enemigo de Dios y de su obra. Un mensaje que no puede dejarnos impasibles y que al mismo tiempo nos reta a vivir nuestra vida con la mirada puesta en Cristo, el que ha vencido y ha venido para deshacer las obras del diablo con su pasión, muerte y resurrección.

El apóstol Pablo nos invita a ponernos la armadura espiritual que necesitamos como cristianos (Efesios 6:10-18), mientras caminamos por esta vida y avanzamos hacia la patria definitiva. Cada día tenemos la oportunidad de responder al mal que nos encontramos con el bien que Dios ha puesto en nosotros.