¿Cómo aprovechar al máximo el resto de mi vida?

Llegamos a esta interesante sesión que nos plantea una pregunta a modo de reto personal. Todos sabemos que la vida es un don que nos ha sido entregado y en nuestras manos está el aprovecharlo al máximo, de manera que no pasemos por esta tierra sin pena ni gloria, como se suele decir, sino viviendo con intensidad e intencionalidad el propósito para el que hemos sido creados.

Nuestra responsabilidad y compromiso está en hacer un buen uso de nuestra libertad, con el fin de descubrir esa vida en plenitud que Cristo ha venido a darnos a cada uno de nosotros.